¿Cómo funciona el aceite de CBD Nature Science? La guía completa para comprender el CBD en el cuerpo humano (PT1)

Como parte de nuestra misión en Grupo de Ciencias de la Naturaleza, nos gustaría educar a la multitud para que la información engañosa y, por lo tanto, las falacias sobre el cannabis no creen más confusión y una barrera para que los clientes potenciales experimenten los efectos positivos de los productos extraídos de esta maravillosa planta.

 

¿Cómo funciona el aceite de CBD Nature Science? La guía completa para comprender el CBD en el cuerpo humano (PT1)

Los cannabinoides se producen naturalmente en el cuerpo y son importantes para la homeostasis. Su ausencia del cuerpo afecta seriamente nuestra salud y estado de ánimo. Los investigadores han demostrado la importancia del CBD para el mantenimiento de las funciones corporales normales.

El sistema endocannabinoide único corre por todo nuestro cuerpo y tiene varios receptores que se unen a los cannabinoides para que el CBD pueda introducirse en el torrente sanguíneo.

En este artículo, cubriremos los siguientes temas clave para ayudarlo a comprender cómo el CBD afecta su cuerpo:

  1. ¿Qué es el sistema endocannabinoide?
  2. ¿Cómo afecta el aceite de CBD a nuestro sistema endocannabinoide?
  3. ¿Cuál es la dosis óptima de CBD?
  4. Por qué todos deberían tomar aceite de CBD
  5. ¿Funciona realmente el aceite de CBD?
  6. ¿Qué grupo de edad debería tomar aceite de CBD?
  7. Razones por las que no siente el efecto del CBD
  8. ¿Puedo usar aceite de CBD en alimentos y bebidas?
  9. Conclusión

 

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

El sistema endocannabinoide, o ECS en resumen, es responsable de regular el equilibrio en la respuesta inmune de nuestro cuerpo, la comunicación entre las células, el metabolismo, la memoria, el sueño, el apetito, la digestión, el hambre, el estado de ánimo, el control motor, la función inmunológica, la reproducción y la fertilidad, el placer y recompensa, dolor y regulación de la temperatura.

A pesar del papel integral que asume este sistema, hasta mediados de la década de 1990 siguió siendo una parte desconocida de las funciones del cuerpo humano. El sistema lleva el nombre de la planta que inspiró su descubrimiento.

El sistema endocannabinoide es importante para la salud y el equilibrio en general, pero la comunidad médica acaba de comprender completamente su importancia. Es a través de este sistema que los cannabinoides naturales del aceite de CBD interactúan con nuestros cuerpos y desencadenan sus muchos efectos beneficiosos. Debido a cómo afecta la forma en que funcionan nuestros cuerpos, un sistema endocannabinoide saludable es fundamental y es esencial que aprendamos a mantenerlo.

El sistema endocannabinoide se compone de varios mecanismos integrados:

  • Enzimas responsables de crear y destruir cannabinoides.
  • Sitios receptores en las células para recibir cannabinoides.
  • Los propios endocannabinoides (compuestos similares a los cannabinoides que se producen naturalmente en el cuerpo humano).
  • Estos mecanismos son predominantemente responsables de la comunicación dentro del cuerpo para regular mejor varias respuestas biológicas.

 

Una de las principales preguntas que surgieron en estos primeros estudios fue si el cuerpo produce o no sus propios equivalentes naturales a los compuestos previamente descubiertos llamados fitocannabinoides, como el THC y el CBD, que se encuentran en la planta de cannabis. La respuesta resultó ser positiva, en forma de endocannabinoides anandamida y 2-AG, que son como los dos análogos prominentes del THC y el CBD. Con el entendimiento de que los humanos creamos nuestros propios cannabinoides, se abrió la puerta para deconstruir su propósito.

 

Endocannabinoides como respuesta

Los endocannabinoides se crean en respuesta a necesidades dentro del sistema fisiológico más amplio y se utilizan para las funciones reguladoras del cuerpo. Actúan sobre las células presinápticas para controlar el volumen al que se envían las señales de comunicación. Así es como los endocannabinoides afectan la duración y la intensidad de la amplia gama de procesos fisiológicos bajo su control.

Si bien el sistema endocannabinoide está vinculado a una serie de procesos importantes y se concentra en el cerebro, el sistema nervioso y los órganos reproductivos, no afecta las regiones del cerebro que controlan la función cardíaca y pulmonar. Esta característica es una de las principales razones por las que no se producen sobredosis fatales de cannabinoides.

 

¿Cómo funciona el sistema endocannabinoide?

Siempre que hay desviaciones de la homeostasis en las funciones del cuerpo, el sistema endocannabinoide se activa y comienza a responder en consecuencia sintetizando endocannabinoides, que actúan como neurotransmisores.

Cuando el cuerpo crea neurotransmisores para el sistema endocannabinoide, son captados por receptores cannabinoides especializados, que se encuentran en la superficie de las células. Estos receptores se encuentran en una amplia gama de regiones fisiológicas, como en:

  • El sistema inmune
  • Órganos y glándulas
  • Tejido conectivo
  • El cerebro (lo más significativo)

 

Como una llave que encaja en una cerradura, los endocannabinoides interactúan con estos receptores y transmiten información sobre las condiciones cambiantes para iniciar una respuesta, con el objetivo de ayudar al cuerpo a lograr la homeostasis o el equilibrio, a pesar de las influencias externas.

Los sitios receptores del sistema endocannabinoide incluyen variantes del receptor CB1 y CB2, que responden de manera diferente a varios cannabinoides. Los receptores CB1 son más frecuentes en el sistema nervioso central y están relacionados con los siguientes beneficios:

  • Modulación del estrés y la ansiedad.
  • Aumento del apetito
  • Disminución de las náuseas
  • Equilibrio del sistema inmunológico
  • Inhibición de tumores

 

Los receptores CB2 se encuentran principalmente en las células del sistema inmunológico y parecen dominar la lucha contra la inflamación y el daño a los tejidos. Algunas células pueden incluso contener ambos tipos de receptores, cada uno responsable de una función diferente.

Hay dos endocannabinoides principales: 2-araquidonoilglicerol (2-AG) y anandamida (AEA).

El 2-AG se considera un agonista completo de los receptores CB1 y CB2. Esto significa que se une y encaja bien dentro de ambos receptores para activarlos y estimular una respuesta fisiológica.

La anandamida se considera un agonista parcial de ambos receptores, ya que, si bien se une a los receptores y los activa, no encaja tan bien en ellos y, por lo tanto, no desencadena una respuesta fisiológica tan poderosa.

Una vez que la función que se había desviado de la homeostasis vuelve al equilibrio y los endocannabinoides ya no son necesarios, la tercera pieza del sistema, las enzimas metabólicas, las descompone y degrada.

La amida hidrolasa de ácido graso (FAAH) degrada la anandamida y la monoacilglicerol lipasa (MAGL) degrada el 2-AG. Al eliminar los endocannabinoides, el sistema endocannabinoide "apaga" las señales moleculares y finaliza cualquier actividad fisiológica que haya estimulado.

 

¿Cómo afecta el sistema endocannabinoide a su salud?

Desde que descubrieron el sistema endocannabinoide y sus partes, los investigadores han trabajado para comprender mejor cómo el sistema endocannabinoide puede usarse terapéuticamente para:

  • Disminuir el dolor 
  • Combatir el cáncer 
  • Ayuda a las enfermedades neurodegenerativas 
  • Promover la salud general

 

En general, las investigaciones indican que el sistema endocannabinoide ayuda a garantizar que los sistemas inmunológico y nervioso central del cuerpo funcionen correctamente. Encontrar formas de modular la actividad del sistema endocannabinoide abre caminos a un conjunto asombrosamente dispares de enfermedades y trastornos crónicos.

Por ejemplo, la evidencia indica que la estimulación de los receptores cannabinoides puede ayudar en la eliminación de viejos recuerdos traumáticos y proporcionar beneficios clínicos en enfermedades relacionadas con la edad asociadas con la inflamación cerebral. Esta lista también incluye condiciones difíciles como el Parkinson, la esclerosis múltiple y el cáncer.

 

Memoria

También hay evidencia de que el sistema endocannabinoide puede ayudar en la eliminación de viejos recuerdos (Ruehle et al, 2012). La extinción de los recuerdos aversivos es importante para el progreso de los pacientes con TEPT y en el condicionamiento de la conducta de aquellos con ansiedad crónica. Al permitir que los pacientes olviden los recuerdos dolorosos, pueden restablecer sus respuestas de estrés y ansiedad a ciertas experiencias y crear una reacción más positiva.

 

Apetito y peso

El cannabis tiene una conocida capacidad para aumentar el apetito. Sin embargo, debido a que los endocannabinoides se usan internamente para controlar el apetito, los agonistas inversos del receptor CB1 se pueden usar para combatir la obesidad al apagar el deseo de comida del cuerpo. Se puede lograr lo contrario estimulando el apetito en quienes padecen el síndrome de emaciación y permitiéndoles aumentar de peso.

Finalmente, los endocannabinoides también regulan el metabolismo y ayudan a controlar la transferencia de energía a través de las células, asegurando un uso óptimo de los alimentos que ingerimos.

 

Ansiedad

En el mundo actual, es una realidad común que el ciclo natural de ansiedad y respuesta física no se puede apagar debido a la exposición constante a factores estresantes. Debido a que los cannabinoides afectan la respuesta glandular del cuerpo al estrés continuo para regular y moderar la respuesta, el sistema endocannabinoide tiene implicaciones en la forma en que los humanos modernos procesan el estrés a largo plazo y otros desencadenantes de ansiedad duraderos.

 

Inflamación y función inmunológica

Además, los endocannabinoides promueven la función inmunológica adecuada para permitir un mayor bienestar general. El papel que desempeñan en la homeostasis inmunitaria apoya la "activación espontánea de la función de las células inmunitarias", ayudando con la inflamación y posiblemente incluso con las enfermedades neurológicas resultantes.

 

¿Cómo los cannabinoides de Aceite de CBD Nature Science trabajar con el sistema endocannabinoide?

A medida que los científicos aprenden más sobre el sistema endocannabinoide, también exploran el papel potencial que los cannabinoides derivados del cannabis como el THC, el cannabidiol (CBD), el cannabinol (CBN) y más podrían desempeñar en el apoyo del sistema.

Los cannabinoides imitan el comportamiento de los endocannabinoides e interactúan con los receptores de cannabinoides para aumentar el sistema endocannabinoide. A medida que los cannabinoides interactúan con los receptores de cannabinoides, estimulan diversas respuestas fisiológicas.

El THC, el compuesto psicoactivo bien reconocido que se encuentra en la marihuana medicinal, activa los receptores para provocar una respuesta química. Se considera un agonista de los receptores CB1 y CB2 porque se une directamente a los receptores y los activa. El THC tiende a favorecer a los receptores CB1 porque encaja muy bien en su interior y por tanto es capaz de estimular una fuerte reacción fisiológica.

Cuando el THC reacciona con los receptores CB1, esto es lo que causa la conocida sensación de “subidón” de la marihuana. El THC también activa directamente los receptores CB2, pero se considera un agonista parcial y, por lo tanto, no provoca una respuesta fisiológica tan fuerte.

El aceite de CBD Nature Science provoca cambios químicos al bloquear los receptores. Tiende a tener baja afinidad por los receptores CB1 y CB2 y, en cambio, actúa como un antagonista indirecto de los agonistas. Esto significa que el CBD se encuentra imperfectamente dentro de los receptores, no activándolos, pero apoyando a otros mensajeros químicos como el THC para que no se unan a ellos.

A medida que continuamos aprendiendo más sobre el sistema endocannabinoide, también aprenderemos sobre el potencial de los compuestos activos del cannabis (como THC, CBD y CBN) para usarse con fines terapéuticos.

 

¿Por qué debería agregar cannabinoides de Nature Science CBD Oil a mi cuerpo?

Una teoría sobre cómo el sistema endocannabinoide se relaciona con nuestra salud en general es el síndrome de deficiencia de endocannabinoides propuesto, o CECD, una condición en la que algunas personas no pueden generar suficientes endocannabinoides. Esta teoría, que fue propuesta originalmente por el investigador EB Russo en 2004, postula que la deficiencia podría ser la causa principal de muchos trastornos autoinmunes, incluidas las migrañas, la fibromialgia y el SII.

Modulando el sistema endocannabinoide, posiblemente se podrían ayudar varias enfermedades y afecciones, que incluyen:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Esclerosis múltiple
  • Anorexia
  • Epilepsia
  • Cáncer
  • Glaucoma
  • Obesidad
  • Esquizofrenia
  • Trastornos cardiovasculares
  • Enfermedad de Parkinson
  • enfermedad de Huntington
  • La enfermedad de Alzheimer
  • sindrome de Tourette

(ACEITE DE CBD Absoluto- ACEITE DE CBD ANMA - Crema de CBD ANMA DOL)

Uno de los principales obstáculos para la aceptación y el uso del cannabis y sus cannabinoides activos en la medicina es la preocupación por su abuso. Sin embargo, este problema no surge en varios enfoques posibles para la regulación del sistema endocannabinoide:

  • Cuando se aplica un antagonista del receptor CB1.
  • Cuando se altera la producción o transporte de endocannabinoides.
  • Cuando se utiliza un agonista no psicoactivo del receptor CB2, como el CBD, para obtener resultados terapéuticos.

 

Los fitocannabinoides, como el THC del cannabis o el CBD concentrado en el cáñamo, obviamente afectan el sistema endocannabinoide. Sin embargo, también se ha demostrado que los fitocannabinoides no psicoactivos de otras plantas, e incluso otros compuestos como terpenos y flavonoides, son captados por receptores en nuestros sistemas endocannabinoides.

Debido a que pequeñas dosis de fitocannabinoides pueden estimular al cuerpo a crear más endocannabinoides naturales y sus receptores, es posible reforzar la sensibilidad de nuestros sistemas nativos con suplementos de cannabinoides regulares.

En general, aún se deben realizar investigaciones importantes para comprender mejor el impacto del sistema endocannabinoide en nuestra salud en general y cómo complementar nuestra producción de endocannabinoides naturales con cannabinoides de origen vegetal puede desempeñar un papel terapéutico importante en nuestra salud. Sin embargo, extensos estudios iniciales muestran un gran potencial para utilizar este sistema vital en beneficio de la salud del paciente.

 

Continuará en la parte 2 ...


Estamos aquí y trabajando para acercarlos a este mundo, paso a paso. 

 

Siganos en Instagram y  Facebook, para que nunca se pierda ninguno de nuestros interesantes artículos que lo ayudarán a decidir qué productos de Nature Science son los más adecuados para usted.

 


Entrada más reciente Entrada más reciente